martes, marzo 16, 2010

sometimes facts are wrong

Ayer dije; mañana me voy a levantar temprano, onda voy hacer algo productivo por la vida. El plan consistía ir a la Universidad, pasarme al médico, posteriormente fijar mi clase de yoga y por último retirar mi Pc. – onda una mañana perfecta – para hacer todo eso según mis cálculos debía salir de mi casa cuando el reloj marcará a más tardar a las 10:30. lo que significa un despertar heroico.

Pero la realidad dijo otra cosa, so obvious. El muy barza me digné a despertar recién a las 10, después que la alarma sonara intermitentemente por más de 60 min. Más encima el wea me quedé pegado en las sabanas tomando desayuno mirando el matinal… para colmo tomé una ducha eterna y me dí mil vueltas por mi pieza buscando una zapatilla, por que me quería poner ESA zapatilla, cachai?… Ahora 20 min. Después continuo en mi casa, revisando mi mail haciendo hora para que se termine de bajar Phrazes for the Young de Julian Casablancas – por que santiago sin mis audifonos ni cagando – y mi playlist ya me tiene chato…en fin, voy en mi 3er caffe y todavía no hago nada de lo que se suponía debía hacer.

Tanto mi ying como mi yang están de acuerdo en que: soy una mierda que no cumple nada que sea antes de las 12 p.m. y tambien, que no hay nada mejor como escuchar tu canción favorita a todo lo que da el volumen un miércoles por la mañana.

**

1 comentario:

Mª Eliªnª Pªrot dijo...

Corazón de melón... ¿Por qué no terminas por aceptar la realidad? No eres un hombre de mañanas!
Contesta el fono please

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Nacido en Chucaquimata,de profesión periodista, surfista amante del mar,el arte, el pan con palta y los muffins.